¿Qué es el Cloud Computing?

Cloud Computing

¡Buenas tardes, queridos lectores!

En esta calurosa jornada veraniega os traigo un artículo en el que voy a intentar explicar los conceptos básicos relacionados con el Cloud Computing, sí, la famosa “nube” de la que tanto oímos hablar últimamente.

El Cloud Computong o Computación en la Nube es un término que hace referencia a una nueva forma de trabajo, tanto a nivel personal como profesional. Ofrece una serie de ventajas respecto a la gestión clásica de infraestructuras y recursos dado que basa su infraestructura en Internet, lo que le hace tremendamente interesante para multitud de organizaciones, organismos, e individuos.

¿Qué es Cloud Computing?

Sin entrar en tecnicismos, y para que todos nos entendamos, el Cloud Computing se puede definir como un servicio que permite a usuarios de todo tipo despreocuparse de la gestión de su hardware y software, trasladando la complejidad al proveedor de dicho servicio, que proporcionará espacio de almacenamiento, potencia de cálculo, correo electrónico, o cualquier otro tipo de funcionalidad que puedas imaginar. De esta forma, el usuario final (individuo o empresa) no debe realizar grandes inversiones en hardware, o tener conocimientos técnicos avanzados de programación, de redes, etc. Para él, la gestión de sus recursos se convertirá en un servicio amigable, disponible en cualquier momento y desde cualquier lugar

Al principio fueron las grandes compañías de servicios de Internet las que ofrecieron estas posibilidades. Pero, hoy en día, el número de proveedores de servicios Cloud se ha disparado, y empresas de todo tipo compiten por gestionar nuestra información, ofreciéndose la Computación en la Nube como una de las principales soluciones que las consultoras de negocio y tecnología utilizan para optimizar el funcionamiento de sus clientes. Pero atención, hay que tener claro un punto en el que suelen coincidir ya la mayoría de los expertos del tema: no todas las empresas o personas necesitan Cloud Computing. Hay que estudiar cada caso, y ver si las ventajas que ofrece la nube interesan, y si el proceso de cambio compensa los posibles problemas que pudieran surgir (que podrían no ser pocos…).

Nube Cloud Computing (Fuente Wikipedia)

Ventajas (las cosas que molan)

A continuación te resumo las principales virtudes que ofrece el Cloud Computing:

  • Libera al cliente final de la necesidad de tener conocimientos técnicos para desplegar y mantener actualizada la infraestructura necesaria.
  • En la mayoría de los casos, supone un importante ahorro en costes para el cliente, ya que éste no tiene que realizar grandes inversiones en infraestructuras informáticas que, quizá, después no estaría aprovechando al máximo, o que le resultarían insuficientes más adelante.
  • Los servicios ofrecidos a través de Cloud Computing son escalables, esto es, puedes aumentar fácilmente la capacidad de tu sistema si así lo necesitas (contando con más potencia de cálculo, más espacio de almacenamiento, más cuentas de correo…).
  • Supone un ahorro de espacio para muchas empresas, que ya no necesitan contar con centros de proceso de datos (CPD), al tener su información en la nube.
  • Proporciona un entorno seguro para el mantenimiento de la información, ya que los proveedores cuentan con importantes medidas de seguridad, activas y pasivas, que impiden (o así debería ser) el acceso a los datos y protegen ante su pérdida, y que, incluso físicamente, protegen los servidores contra picos de tensión, incendios, problemas de red, etc.
  • Las herramientas Cloud se integran normalmente muy bien con otras aplicaciones, haciendo que sea sencillo pasar información de una plataforma a otra.
  • Permiten acceder a sus servicios desde cualquier lugar, al ser accesibles a través de Internet.
  • Su despliegue, puesta en funcionamiento y ampliación, son muy rápidos. No se requieren por tanto tiempos muertos muy largos, ya que en cuestión de unos pocos días, puedes tener el sistema Cloud totalmente configurado y operativo.

Inconvenientes (las cosas que no molan)

El Cloud Computing está muy bien, sí, pero ¡ojo! No todo son puntos a favor. Presenta algunos problemas, como los que te presento a continuación:

  • El inconveniente más comúnmente conocido es la inseguridad que produce a muchas personas el hecho de que su información ya no esté en su poder, sino que resida en las instalaciones de una empresa, con la pérdida de control que esto supone.
  • Relacionado con el anterior, está el problema de que, al tener el control el proveedor de tu información, te haces más dependiente de él. Si, en el futuro, dicho proveedor quisiera subir las tarifas de sus servicios, o bajara su nivel de calidad, o directamente terminara su actividad, tendrías los inconvenientes de tener que buscar a otra empresa , y migrar los datos y servicios de una a otra en el menor tiempo posible.
  • Si bien es muy cómodo tener nuestra información accesible a través de Internet, esto conlleva un problema: si no tienes Internet, no tienes acceso a la información (bueno, podrías tener copias en caché, salvadas en tu ordenador, en un pen drive… pero en cualquier caso nada podría asegurarte que estuvieran actualizadas, ya que no se estarían sincronizando con la nube). De igual forma, si el proveedor sufre un corte de servicio, sus clientes perderían el acceso a los datos.
  • A largo plazo, pueden existir dos problemas. El primero es que, si el proveedor da servicio a un número alto de clientes, la calidad del mismo puede disminuir si no amplía sus infraestructuras. El segundo es que, a la larga, es posible que llegue un punto en que estés pagando más por las cuotas del servicio, que lo que habrías pagado si desplegaras tus propios sistemas.

¿Quién ofrece Cloud Computing?

¿Te preguntas qué empresas ofrecen servicios de Cloud Computing? Es posible que estés usando dichos servicios a diario, y hasta ahora no supieras que se trataba de Cloud Computing. Pues bien, aquí tienes algunos ejemplos (sólo algunos, porque hay infinidad de empresas):

  • Google, uno de los pioneros en la computación en la red, ofrece sus servicios para particulares y para empresas, abarcando todo tipo de soluciones: correo electrónico, calendario, almacenamiento de archivos, creación y edición de documentos, hojas de cálculo, presentaciones, etc. Se trata de lo que se conoce como Software como servicio (SaaS), y es la capa superior del modelo de Cloud Computing, en el que se ofrecen aplicaciones completas que funcionan a través de Internet.
  • Microsoft, el gigante de Redmond, también cuenta con sus servicios Cloud, agrupados bajo el nombre de Office 365. Estos servicios comprenden el uso de la suite ofimática con Word, Excel, Power Point, etc., así como almacenamiento en la nube con SkyDrive (esto sería SaaS). Cabe destacar también Windows Azure, que permite el desarrollo y ejecución de aplicaciones programadas en diferentes lenguajes. Éste sería un ejemplo de Plataforma como servicio (PaaS), la segunda capa del modelo de Cloud Computing.
  • Amazon, otro de los grandes, presenta una serie de servicios Cloud muy versátiles, escalables y configurables, llamados Amazon Web Services. Entre ellos, puedes encontrar bases de datos, cachés, colas de mensajes, conversores de ficheros multimedia, gestores de flujos de trabajo, servicios de notificaciones, supervisión de recursos, etc. Incluso incluye Amazon EC2 (Amazon Elastic Compute Cloud), que proporciona a desarrolladores instancias de Windows y de Linux para que puedan trabajar. Se trata, pues, de uno de los proveedores con la oferta más completa, y que más está apostando por el Cloud Computing, o, más concretamente, por la Infraestructura como servicio (IaaS), que es la capa inferior del modelo de funcionamiento del Cloud Computing, por debajo de la “Plataforma como servicio” (PaaS) y del “Software como servicio” (SaaS).
  • Dropbox, por su parte, es otro ejemplo de almacenamiento en la nube, muy utilizado hoy en día  (y cada vez más). Esta plataforma cloud ha crecido en los últimos años hasta contar ya con más de 100 millones de usuarios, y cada vez ofrece más opciones y espacio para compartir los ficheros, para subirlos desde cualquier dispositivo, y para gestionarlos en la forma que necesitemos. Con la suscripción gratuita puedes obtener 2 GB de espacio inicial, pero no es complicado aumentar dicha capacidad, a través de referidos, o probando versiones no definitivas de Dropbox.

¿El futuro está en la nube?

Para resumir, se puede decir que el Cloud Computing es un servicio que te da la posibilidad de hacer muchas de las cosas que harías  instalando aplicaciones y hardware para ello en tu ordenador, pero a través de Internet, pudiendo así dejar que la complejidad de la infraestructura resida en el servidor, y preocupándote sólo de utilizar correctamente las aplicaciones o servicios ofrecidos.

Muchas personas dicen que el futuro está en la red, que se llegará a un punto en que los ordenadores, tablets y smartphones que muchos tenemos en casa o en el trabajo hoy en día, tendrán unas características técnicas mínimas para poder funcionar, y que prácticamente se limitarán a recibir un flujo de datos provenientes de Internet. Sin embargo, la dependencia de compañías externas para poder llevar a cabo cualquier acción en la nube, así como el hecho de tener que contar con una conexión a Internet, hacen que aún hoy haya muchos usuarios reacios a este cambio (prueba de ello fue el escaso, por no decir nulo, éxito de los portátiles Chromebook de Google). Quizá la solución óptima sea un punto intermedio entre guardar contenido en la nube y contar con datos bajo nuestro control. El futuro lo dirá.

Be Sociable, Share!

2 Responses to ¿Qué es el Cloud Computing?

  1. […] Continuar leyendo: Cloud Computing o Computación en la Nube, te lo explicamos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.