Célula en piramide microscópica

Jaulas microscópicas piramidales para capturar células

¿Recordáis aquellos tiempos en el instituto en que nos hacían observar al microscopio muestras de tejidos en placas de Petri? Pues el avance tecnológico y científico hará que veamos esos tiempos como el que mira una televisión en blanco y negro. Y es que unos científicos de la Universidad de Twente, en Holanda, han conseguido desarrollar, mediante nanofabricación 3D con nitruros y silicio, unas pequeñas pirámides en las que han encerrado células para su observación y estudio.

La tecnología usada, llamada “Corner lithography” (litografía en esquina, para entendernos), permite crear nano-estructuras tridimensionales, eliminando fácilmente el material de las caras, y quedando sólo el que forma las esquinas y los ángulos más pronunciados. Precisamente, como esta técnica permite abrir las caras de las estructuras, es muy útil para poder ver a través suya. Así, al introducir una célula en la nano-pirámide, se puede observar la misma en un nano-entorno. Además, las aperturas permiten incluso que la célula pueda relacionarse con otras células cercanas, si la distancia es adecuada. Según sus creadores, la pirámide permite conocer más o menos cómo funcionan las células en los tejidos reales, porque “todo en nuestro cuerpo es tridimensional“.

Piramides microscópicas

De momento, nos llama la atención la noticia por lo novedoso de la misma, y por el avance que supone. Habrá que esperar para ver sus aplicaciones prácticas en el futuro. Quien sabe, quizá sea el precursor de un nuevo método de lucha contra el cáncer.

Entérate de más -> Phys.org

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.