OnLive … ¿jugamos?

Hay quien dice que nos encontramos ante el comienzo del fin de los videojuegos domésticos tal y como los conocemos hoy en día. Y quizá no estén equivocados.

Unos días atrás, en la Game Developers Conference, la compañía OnLive (www.onlive.com) ha desvelado lo que según ellos eran “años de trabajo en modo sigiloso”. Se trata de una idea tan revolucionaria como simple: así como existe el vídeo bajo demanda, ellos se han propuesto hacer llegar a las casas de los usuarios el videojuego bajo demanda. Pero… ¿qué implicaciones conlleva esta idea?

Bueno, en primer lugar, su máxima primordial es el hecho de que cualquier persona con una conexión de banda ancha en casa, podrá jugar a cualquier título, en su máxima calidad, con todos sus detalles, a una cantidad de FPS digna de un super-equipo gamer, y sin gastar grandes cantidades de dinero en un PC, en una tarjeta de vídeo de última generación, o en gigas y gigas de memoria. Con la solución de OnLive, seremos capaces de conectar el interfaz que ellos nos proporcionan al contratar el servicio, a nuestra TV, nuestro PC sobremesa o portátil. El juego estará ejecutándose en un servidor remoto, de características técnicas descomunales, y nosotros recibiremos simplemente un flujo de vídeo de alta calidad, generado por el servidor donde corre el software de entretenimiento. Dicho servidor responderá a nuestros comandos de teclado/joypad y actuará en consecuencia realizando las acciones oportunas en el juego.  Os recomiendo que paséis por su web para ver si vídeo promocional. Y para echar un vistazo a cómo funciona, aquí tenéis la siguiente demo realizada en la GDC 2009:


 

Sin lugar a duda, la idea puede ser una verdadera revolución, y marcar un antes y un después en la historia del videojuego. Como podéis ver en el vídeo, la interfaz de usuario es bastante atractiva, ofrece posibilidades muy interesantes, y el flujo de vídeo promete transmitirnos una experiencia de juego impresionante.

Ahora bien, cabe plantearse las siguientes preguntas:

  • ¿Responderá igual de bien el sistema cuando haya miles, millones de usuarios conectados simultáneamente? A los que nos gustan los videojuegos, y sobre todo jugar a través de Internet, nos viene a la cabeza una palabra: LAG. Y es que si hay retardos entre las acciones realizadas por el usuario y la respuesta que éste recibe, no será factible jugar cómodamente, y mucho menos jugar contra otros usuarios. Parece que este es uno de los aspectos que más preocupa a la gente de OnLive.
  • ¿Que pasará con los fabricantes de hardware? Estoy pensando sobre todo en nVidia, ATI, y las empresas que insertan sus chips en otras tarjetas gráficas: Asus, Sapphire, XFX, Gigabyte… Si la idea llega a buen puerto finalmente, supondrá una merma en las ventas de tarjetas en todo el mundo. Habrá que ver cómo salvan este obstáculo los afectados
  • ¿Qué pasará con los fabricantes y distribuidores de software? El usuario final ya no tendrá que comprar videojuegos. ¿Veremos las estanterías de los grandes almacenes vacías? ¿Desaparecerán otras cadenas especializadas en videojuegos?
  • Y por último… ¿querrán realmente los usuarios guardar sus consolas en un cajón, con el dinero invertido en ellas y los buenos ratos pasados juntos? Jejeje, posiblemente sea éste y no otro el punto que marque la diferencia entre el éxito o el fracaso de una revolución en potencia.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Jugamos?

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.