Publicidad engañosa (y odiosa)

Buenas tardes queridos lectores.

En este frío y lluvioso (al menos en Madrid) día de junio, os traemos un post de los que podríamos denominar absurdos (bueno, muchos podrían denominarse así 🙂 ) y que no es más que nuestra forma de expresar la rabia, repugnancia, y hastío que nos provoca mucha de la publicidad que vemos habitualmente en multitud de webs, en forma de banners con algún tipo de pregunta que trata de retar a nuestra lógica.

Todos nos habremos encontrado alguna vez con la típica publicidad en forma de imagen, en la que nos pintan un montón de triángulos entremezclados y contenidos unos en otros, y nos preguntan por el número total de triángulos (o cuadrados, o rombos…), o bien la típica de una imagen que, según la interpretemos, puede ser una dama joven o una anciana, una cara o un saxofón, y cosas así.

Si bien hay algunas de estas imágenes que realmente son curiosas, y nos hacen pensar, fijarnos en los detalles y estar atentos para encontrar las diferentes interpretaciones posibles, hay otro tipo de publicidad que nos resulta realmente insoportable, al menos a Sheldon y a mi, como esa en las que debemos discernir si una imagen es real o se trata de un montaje. Y más allá de estos anuncios, hay otro en concreto que no soporto: el de la imagen de dos caras, una junto a la otra, ligeramente diferentes, en la que nos preguntan cuál de esas caras corresponde a una mujer y cuál a un hombre (aunque, pinchemos donde pinchemos, el banner nos llevará a la misma página…). Aquí tenéis una captura de esa publicidad:

Banner original

Banner original

Como podéis ver, son dos caras bastante parecidas (evidentemente tenían que ser parecidas y no mostrar rasgos claros de un determinado sexo; si nos hubieran puesto a Mister T con Beyoncé habría sido fácil de averiguar). Podéis pasar horas buscando diferencias entre ambas, que lo único que encontraréis son ligeros cambios de iluminación, matices de luz, y reflejos de éstos en los ojos. ¿No os lo creéis? Bueno, pues expliquemos una aplicación básica de la teoría de frecuencias a las imágenes, y veamos los resultados que obtenemos al aplicarla a esta publicidad.

El hecho que  queremos comentar es cómo las frecuencias altas a menudo camuflan o mitigan la información de las frecuencias más bajas, y es que al menos los sentidos del ser humano funcionan así. Un ejemplo claro lo tenemos en una multitud de personas, en la que aunque la mayoría de la gente esté aplaudiendo, por ejemplo, a su equipo favorito, se escucharán mucho más los pitidos de los grupos contrarios a dicho equipo, incluso aunque en proporción sean muchas menos personas. Esto mismo, trasladado al sentido de la vista, lo podemos apreciar ni más ni menos que en el gotelé, que aunque a primera vista pueda parecer un tipo de decoración sin más, en realidad se utiliza para camuflar imperfecciones de la construcción sobre la que se aplica. ¿Por qué tiene dicho efecto? Precisamente porque nuestro ojo es más sensible a las altas frecuencias, y en general, las frecuencias altas son las que encontramos donde se producen cambios rápidos de información (cambios rápidos en el tiempo, o cortos en el espacio). Así, si observamos un muro con su superficie pulida y lisa, pero ligeramente abombado, o inclinado, nos daríamos cuenta de dicho abombamiento con relativa facilidad. Pero si dicho muro no está pulido y liso, sino que presenta una superficie con gotelé, no apreciaremos la deformación del muro ya que un hundimiento leve a lo largo de, por ejemplo, 1 metro de pared, es mucho menos perceptible para nuestro ojo que miles de gotitas a poca distancia unas de otras. Así, el gotelé camuflará las imperfecciones del muro en cuestión.  Las altas frecuencias contienen (en general) mucha más información que las bajas; de ahí que, por ejemplo, cuando necesitamos comprimir vídeo para enviarlo por un canal, ocupará mucho más espacio (a igualdad de duración) un vídeo de Fórmula 1 que un vídeo de, por ejemplo, un film romántico, ya que necesitamos muestrear a mucha mayor velocidad las imágenes de Fórmula 1 para poder reconstruirlas adecuadamente y no perder información en dicha reconstrucción. Y es que nuestros sentidos están preparados para prestar especial atención a esas frecuencias altas, porque en ellas hay una enorme cantidad de información.

Volviendo al tema que nos ocupa… ¿cómo podemos aplicar esto a la publicidad odiosa? Pues bien, si habéis llegado a este punto, ya habréis intuido que los diseñadores del banner publicitario utilizan, como dijimos, pequeños matices en la iluminación y las sombras, para hacernos pensar que se trata de dos personas diferentes. Y es que en esas fotos, predominan las bajas frecuencias, ya que casi todo son unos leves degradados de gris. Lo que podemos hacer entonces, para apreciar mejor las diferencias (o las “no diferencias”, mejor dicho) es minimizar la información que las bajas frecuencias nos aportan, y quedarnos con las altas. Digamos que no nos interesa comparar los muros, sino el gotelé que hay sobre ellos, porque los muros parecen ligeramente diferentes (sólo por la iluminación), así que compararemos la parte de la imagen con mayor información, que es el gotelé. Y en la imagen, el gotelé serán las zonas con bordes, donde haya cambio de colores, donde haya mayor variación de información en menor espacio, o sea, contornos de los labios, de los ojos, la nariz, etc. Así pues, utilizando cualquier herramienta de edición gráfica, encontraremos opciones como filtros y perfiladores, que cumplen la función que buscamos. En mi caso utilizaré Corel Photo-Paint X3. Veamos los sencillos pasos:

Paso 1 – En primer lugar, aplico a toda la imagen el filtro de perfilado, lo que me resaltará las zonas de altas frecuencias, bordes y contornos, que es lo que nos interesa:

Banner paso 1

Realzando los perfiles

Paso 2 – A continuación, le aplicaremos un filtro paso alto, que quiere decir que nos quedaremos con dichas frecuencias altas (anteriormente resaltadas, para que en este paso las veamos aún más claras). Unos valores de Porcentaje = 85% y Radio = 1 nos eliminarán prácticamente todas las frecuencias bajas, de forma que no nos podrán distraer las sombras y matices de iluminación, y veremos sólo lo que nos interesa. Llegados a este punto, ya resulta bastante obvio que las dos caras corresponden a la misma persona:

Banner paso 2

Filtrando paso alto

Paso 3 – Si queremos ver con mayor claridad qué zonas estaban más oscuras en cada foto, podemos convertir la imagen a Blanco y Negro de 1 bit, en modo lineal, con lo que obtendremos algo así:

Banner paso 3

Buscando las zonas oscuras en B&W 1 bit

Paso 4 – De cualquier forma, desde la imagen del paso 2, basta con recortar una de las fotografías, pegarla sobre la otra de forma que coindica lo mejor posible la alineación de ambas, y jugar con la trasparencia de la fotografía que acabamos de pegar: si movemos su selector de opacidad del 100% al 0%, veremos como apenas notamos diferencia… ¿por qué? Evidentemente porque ambas fotos corresponden a la misma persona:

Comparación con diverso grado de opacidad

Comparación con diverso grado de opacidad

Bueno, queridos lectores, después de esta curiosidad apoyada en bases técnicas, que esperamos que haya sido de vuestro agrado, no nos queda más que invitaros a ser críticos con este tipo de cosas, a plantearos todo lo que véis, y a no dejaros engañar. No nos cabe duda de que podrían haberse aplicado más filtros, jugar con la saturación y el tintado para, por ejemplo, al superponer las dos imágenes, multiplicarlas o dividirlas y ver más claramente aún las posibles diferencias, pero este no pretende ser un post sobre diseño gráfico (quizá algún día…) 🙂

Antes de despedirnos, para aquellos que sentáis curiosidad por el tema de las ilusiones ópticas, os recomiendo encarecidamente que no os perdáis la conocida como Checker Shadow Illusion del Edward H. Adelson del MIT, realmente impresionante, y que se resume en la siguiente figura:

Checker Shadow Illusion

Checker Shadow Illusion

¿Os parece que los cuadros A y B son de colores diferentes? Pues… no 🙂 Son del mismo color. La explicación la podéis encontrar en su web de forma muy gráfica, ¡no os la perdáis!

¡Hasta pronto!

29 Comments

  • Javi dice:

    Muy interesante, justamente hoy acabo de ver ese “anuncio” y me habia parecido que podian ser la misma imagen 😀

    Lo que no habéis dejado claro al final si se trata de un hombre o una mujer jejejejeje. 😀

    Un saludo

  • Leonard dice:

    Buenas Javi! 🙂
    Pues la verdad, aplicando un par de filtros a la imagen, se transforma en una cosa más parecida a un hombre quea una mujer… Pero también hay otros filtros que tienen el efecto contrario… jajaja. Yo votaría por que es un hombre… pero no te lo puedo asegurar. Si alguien le conoce, que nos lo diga, please!
    Un saludo!! 🙂

  • Juanocho dice:

    ¿Y los fotomontajes tipo los naranjos de la fábrica de Don Simón?
    ¿Nos los cuelan muy a menudo??

  • Leonard dice:

    Buenas Juanocho!
    Nos los cuelan (o intentan colar) continuamente en la publicidad. En la inmensa mayoría de anuncios que vemos, las imágenes están retocadas y manipuladas para despertar una u otra reacción en el consumidor. Ni los naranjos tienen colores tan perfectos, ni los paisajes de los anuncios de Repsol tienen esos contrastes, ni (y este es muy cantoso) en el anuncio de Nutella en el que se ve a Valentino Rossi, las avellanas se pueden mover y salir de esa forma del bote. Sin duda, eso está hecho con alguna especie de mini-croma, alguna superficie de un color liso situada dentro del bote, que posteriormente a través de ordenador se rellena con un vídeo de almendras cayendo…
    ¡Fijaos la próxima vez que lo veáis! 🙂
    Saludos.

  • Javi dice:

    No hace falta esperar a verlo 😀

    http://www.youtube.com/watch?v=1TMmKIaCZmw

  • Leonard dice:

    Jajajjaa, genial Javi!
    Exacto, ese es el anuncio. En el momento 0:29, fijaos cómo caen las avellanas dentro del bote DESDE ENCIMA del bote, como si atravesaran la parte superior… si es que la Nutella hace maravillas! 😛

  • En esto los de Don Simon no necesitan poner filtros en las fotos para confundirte, van directos al grano, utilizan photoshop y hacen aparecer naranjos donde no los hay. Asi de simple

  • Leonard dice:

    Hola Sasha!! Me alegro de volver a leerte… 🙂
    Pues sí, la ilusión óptica que dices es esta (creo) :
    http://personales.ya.com/jallacer/photogallery/opticas/bruja.g.jpg
    Efectivamente, encierra tanto una anciana como una joven. Para ver la joven, tienes que imaginarla desde una posición trasera-izquierda, y se ve su nuca, su pelo, y parte de su mentón, de su ojo izquierdo… como mirando hacia el fondo, y como si la boca de la anciana fuera una especie de collar o adorno en el cuello de la joven.
    Si os gustan este tipo de ilusiones ópticas, aquí podéis encontrar una interesante recopilación de las mismas: Ilusiones ópticas
    Un besito Sasha, cuídate mucho!

  • Sasha dice:

    Hola, Leonardo y Sheldon!!!

    Pues, en esta publicidad es evidente que es la misma persona, yo también votaría que es un hombre, se ve por sus razgos. Siempre me parecían ridiculos las publicidades así, pero, a propósito, hace poco me pilló (me atrajo atención) una de estas, y era donde había que ver una jovencita en una foto con una anciana. Yo, intenté mucho, miraba de todos los lados, de todos los ángulos jejeje, pero no lo conseguí, todavía no sé si de verdad se podría ver alguna jovencita…o si era tan ingenua al pensar que se podia ver alguna jovencita….

    Saludos.

  • Leonard dice:

    Humm!! Interesante, Consumidor de Zumos! Sí, es una especie de milagro, como los panes y los peces, pero con naranjos… ¡maravillas de la ciencia! Y que conste que desde Átomos y Bits no tenemos nada contra Don Simón La verdad es que a día de hoy, estoy seguro de que la inmensa mayoría de la publicidad que recibimos está pasada por el Photoshop, y es que si nos enseñaran en un anuncio imágenes de 5 naranjos pelados en un descampado rodeado de fábricas, no creo que nadie comprara zumo. Lo suyo sería tener en realidad instalaciones tan espectaculares como las que nos presentan, pero… ¿a qué coste?
    Saludos!

  • […] Ejemplo de publicidad engañosa en Internet explicado desde el punto de vista científico http://www.atomosybits.com/2010/06/09/publicidad-enganosa-y-odiosa/  por rudolf09 hace 2 segundos […]

  • Sasha dice:

    Hola hola!!! 🙂 Ahora siiiiiiiiiiiii jajajaja la he visto!!! Vaya, y mira que al final resultó tan fácil !! Es que hay que mirar muy al fondo y borrosamente (no sé si se puede decir así jeje)
    Gracias! Que tengas buen fin de semana, besitos, poka poka!!

  • Juanocho dice:

    Tenías razon Leonard!! Acabo de leer que autocontrol le ha metido un puro a Don Simón por publicidad engañosa. Pues menos mal que se les puede pillar macho, que ya no sabe uno ni lo que bebe xD

  • Luciano dice:

    Don Simon engaña diciendo que hace zumos de naranjas recién exprimidas.

  • Leonard dice:

    La verdad es que la publicidad engañosa nos rodea, aunque estamos tan acostumbrados a ella que ya ni nos damos cuenta. En el caso concreto de Don Simón, se da la situación de que realiza publicidad comparativa, concretamente compara su producto con Granini, y esto ha llevado a ambas empresas a una guerra mediática por posicionarse en la mente del consumidor como el mejor zumo (de ahí que Don Simón se anuncie como zumo exprimido y no concentrado). Y es que recordemos que en el marketing, las cosas no son como son, sino como el consumidor las percibe. ¡La percepción lo es todo!

  • Daryl dice:

    Este truquito es bastante viejo. Al decir viejo quiero decir antes del photoshop o cualquier otro tratamiento digital. Los fotografos de toda la vida saben que las fotos femeninas hay que sobrexponerlas y esto se consiguen con más luz o reflejando más luz con el maquillaje adecuado, y para que no se pierdan detalles se perfilan ojos, narices y boca con maquillaje. Este fuerte contrate entre el maquillaje intenso y la piel muy clara se ve en las fotos de las actices de Hollywood de los años 30 y 40, fotos de moda antiguas, etc. Y por el mismo efecto en las fotos de boda las novias suelen salir mucho mejor que los novios: el vestido blanco refleja más luz y el fuerte maquillaje les hace destacar mejor los rasgos faciales. El novio de negro y con afeitados apresurados suele parecer un condenado a la perpetua.
    Y de absurdo nada. Me ha fascinado el conocer la relación entre la frecuencia y el nivel de información en las fotografias.

  • Leonard dice:

    Hola Daryl!!
    Gracias por tu aportación! No sabíamos que esto se usa incluso en los reportajes fotográficos de las bodas 🙂 Me ha hecho gracia tu comentario de “condenado a la perpetua”, hehehe, será sólo por efectos ópticos, o es que el novio piensa en la que se le viene encima? 🙂 Es broma.
    Muchas gracias por tu comentario, y esperamos verte a menudo por nuestro blog!
    Un saludo.
    Leonard.

  • Eleodoro dice:

    Sobre la publicidad engañosa de Don Simón ya se pide su retirada

  • Leonardo dice:

    No tengo nada contra la publicidad comparativa, siempre que se digan verdades claras y no se manipule la información, sin embargo creo que cualquier empresa debería centrarse más en sus productos para potenciar su calidad que estar vigilante de los competidores para ver si pueden presentarles cualquier denuncia. En esta guerra se metió Don Simón hace tiempo y ahi siguen contra todos, Pascual, granini., etc, en fin que mejor que se dediquen a mejorar sus productos.
    http://solo.infames.org/los-anuncios-comparativos-de-don-simon/

  • Leonard dice:

    Buenas Leonardo,
    Sí, estoy de acuerdo contigo. Supongo que lo hacen por aquello de que “la mejor defensa es un buen ataque”… Pero es un poco triste. Al final es parecido a la política, el 90% de las veces, hacer política se convierte en tirar por tierra lo que hace el partido rival, tanto unos como otros… Algún día aprenderemos a intentar hacer las cosas lo mejor posible sin mirar nada más, pero creo que aún nos falta bastante 🙁
    Un saludo!

  • Marisa dice:

    Recientemente los de Carrefour tambien se han apuntado a la publicidad comparativa, que esta bien porque lo que estan haciendo es decir su precio y al lado mencionar el precio del producto equivalente (marcas blancas ) en Mercadona. A mi me parece que tambien es publicidad engañosa porque no son los mismos productos, los marca blanca nunca son iguales, por tanto no se pueden comparar. Esto lo deberían hacer con los productos de Marca orignal y entonces estaría bien. Creo que el principal objetivo de los de Don Simón es perjudicar a sus competidores, para ellos el fin justifica los medios.

  • Simon dice:

    Leonardo tienes toda la razón, en vez de desacreditar, Don Simon lo que tiene que hacer es ofrecer mejores productos y que generen confianza.

  • Leonard dice:

    Marisa, bienvenida!
    Sí, los anuncios de Carrefour también van en la línea aunque son algo diferentes. No me parece mal que defiendan las marcas blancas, si no atacan a las otras, aunque un poco sí que las están atacando. De todas formas, las marcas blancas de alguna manera defienden que son lo suficientemente buenas para cubrir las necesidades básicas, su punto fuerte es el precio bajo, o la relación calidad-precio, mientras que las marcas conocidas abogan por la calidad, a costa de un precio más elevado, y deben ser consecuentes con esa estrategia. Yo en mi caso particular, reconozco que hay productos de Mercadona que me gustan más que marcas conocidas (¿Habéis probado los helados? ¿Y las natillas? Están geniales!) Resumiendo… sí, sin duda sería más deseable que en la publicidad no fueran unos contra otros… algún día lo veremos??? quién sabe…
    Un saludo!

  • Olaya dice:

    Pienso que la política comparativa de empresas como Don Simon al final les sale mal, y lo digo por las sentencias de Autocontrol en su contra.

  • Leonard dice:

    Hola Olaya!! Puede que sí, puede que tengas razón… o puede que les compense, por el simple hecho de que ahora hay gente como tú y como yo que estamos hablando de Don Simon… que al fin y al cabo es publicidad para ellos! Aunque no sean precisamente elogios lo que reciben, sí es cierto que si te preguntan por una marca de zumo, la primera o la segunda que te suele venir a la mente es Don Simon… Lo tienen todo pensado!

  • Ramona dice:

    Como consumidor pienso que esta guerra de Don Simon se debe a que la marca tiene una posición en el mercado baja .

  • Antonio dice:

    La publicidad engañosa debería de estar más castigada de lo que está, algunas empresas son reincidentes, tenemos el caso de Don Simón en España que creo es lider en mentir en su publicidad, mi pregunta es ¿porque los consumidores cuando somos engañados no somos indemnizados después?, quizás deberíamos reclamar más de lo que lo hacemos pero logicamente estoy seguro de que hace falta tener tiempo y recursos economicos para ganar a una empresa con muchos más recursos, pero el castigo que podemos dar a estas empresas que nos mienten con regularidad es no comprar sus productos.

  • Miguel Carlo dice:

    Para publicidad engañosa la de los zumos Don Simon están compitiendo en el mercado de los concentrados diciendo que son zumos naturales y aún por encima los tíos van de honrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.