Nebulosas en 3D, observa el universo desde otro punto de vista

Nebulosa M20 3D

Si eres un aficionado a todo lo relacionado con el espacio, el Universo, estrellas, etc., seguramente disfrutes observando imágenes (a veces fotografías, otras veces “concept-arts“) de recónditos lugares de nuestra galaxia, nebulosas, planetas… Pues ahora podrás disfrutar aún más, observando estas nebulosas en tres dimensiones.

El astrofotógrafo J-P Metsavainio, finlandés, ha desarrollado una interesante técnica con la que poder recrear en tres dimensiones el aspecto de algunas nebulosas (si te interesa todo lo relacionado con el 3D, te recomiendo que leas el artículo “Feliz Día Internacional del 3D“). En realidad, esta técnica está a medio camino entre la fotografía y los diseños conceptuales, porque si bien se basa en imágenes reales, éstas son interpretadas mediante algoritmos basados en estimaciones de Metsavainio.

Lo que J-P Metsavainio hace es, en primer lugar, partir del estudio de la nebulosa con la que va a trabajar. Así, analiza la distancia a la que está, sus dimensiones reales, su composición, sus puntos más característicos, estrellas más luminosas, etc. A continuación, tomando la fotografía que le sirve como base, la descompone en una serie de capas en función de la información que ha obtenido anteriormente. Por ejemplo, separa las estrellas que conoce en capas, para situarlas a diferentes distancias según su luminosidad (se basa en una aproximación que dice que le da buenos resultados: lo que brilla más, está más cerca). Además, en función de la cantidad de gas que observe en la nebulosa y de su brillo, le confiere una profundidad determinada, apoyándose también en los datos que conoce sobre la formación. Incluso separa en diferentes capas los distintos tipos de gases, según su brillo, para situarlos a profundidades distintas.

Con todas estas capas, y mediante el uso del ordenador, crea el modelo 3D de la nebulosa, en un proceso más automático  y menos manual que la primera parte del trabajo. Una vez creado el modelo, puede exportarlo a GIF’s animados, vídeos, imágenes estereoscópicas, o cualquier otra técnica de representación tridimensional que quiera.

La técnica es, hoy por hoy, una buena aproximación a lo que observaríamos en realidad si pudiéramos desplazarnos significativamente alrededor de una nebulosa, pero no deja de ser un modelo. Dado que los objetos de su estudio están incluso a miles de años luz de nuestro planeta, nuestra posición con respecto a ellos es prácticamente un punto por mucho que intentemos variarla (al menos con la tecnología que tenemos actualmente), y para poder observar un cambio de perspectiva, deberíamos alejarnos muchos millones de kilómetros entre una fotografía y otra. Como digo, es un proceso a caballo entre científico y artístico, ya que influyen tanto los datos que conoce de la nebulosa como la interpretación que hace de las profundidades y sus aproximaciones. Sea como fuere, la verdad es que el resultado es, cuanto menos, visualmente muy atractivo y digno de ser visto.

Entérate de más -> FayerWayer, J-P Metsavainio

(0)

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.